Trabajo legal e ilegal prostitutas para discapacitados

trabajo legal e ilegal prostitutas para discapacitados

Archivado desde el original el 15 de marzo de A mapping of the prostitution scene in 25 European countries. Archivado desde el original el 14 de julio de Trends in female prostitution in Castellon Spain.

Archivado desde el original el 13 de septiembre de Archivado desde el original el 8 de julio de Artículos con enlaces externos rotos. Espacios de nombres Artículo Discusión. Vistas Leer Editar Ver historial. En otros proyectos Wikimedia Commons. Al usar este sitio, usted acepta nuestros términos de uso y nuestra política de privacidad.

El informe, titulado The Sex Sector: The economic and social bases of prostitution in Southeast Asia, se basa en estudios detallados de la prostitución y el comercio del sexo en cuatro países: Indonesia, Malasia, Filipinas y Tailandia.

Los autores del informe de la OIT ponen cuidado en advertir que la elección del sector del sexo en esos cuatro países no significa en absoluto que destaquen por tener un problema particularmente grave con la prostitución o que sus valores sociales, morales o económicos sean especialmente aberrantes. En las Filipinas, las estimaciones van de Hay también decenas de miles de prostitutas tailandesas y filipinas trabajando fuera de sus respectivos países.

Las personas que se prostituyen son mujeres en su mayoría, pero también hay hombres, travestidos y niños. Un estudio malayo da una relación de las ocupaciones vinculadas con el sector del sexo, que incluye a médicos quienes se encargan de examinar regularmente el estado de salud de las prostitutas , vendedores de tenderetes de alimentación en las proximidades de los establecimientos dedicados al sexo, vendedores de cigarrillos y licores, y propietarios que alquilan cuartos a las personas proveedoras de servicios sexuales.

También las autoridades gubernamentales obtienen importantes sumas en las zonas donde florece la prostitución: En Tailandia, por ejemplo, las mujeres que trabajan en el sector del sexo en las zonas urbanas transfieren anualmente a sus familias de zonas rurales una suma próxima a los millones de dólares, cifra que en muchos casos supera los recursos financieros destinados por los gobiernos a los programas de desarrollo para esas zonas.

Para el periodo se ha calculado que la prostitución supuso unos ingresos anuales de entre En Indonesia, el volumen de negocios del sector del sexo se calcula entre y millones de dólares anuales, esto es, entre el 0,8 y el 2,4 por ciento del PIB, transfiriendo las prostitutas gran parte de los ingresos que obtienen en los burdeles urbanos donde trabajan a las aldeas en que viven sus familiares.

Lo cierto es que, a pesar del estigma social y de los peligros que conlleva, el trabajo sexual suele estar mejor retribuido que la mayoría de las otras opciones de trabajo asequibles para unas mujeres jóvenes y, a menudo, sin educación. Las encuestas hechas en los establecimientos del sector revelaron que, si bien una proporción significativa de trabajadoras implicadas en él afirmaban que desearían cambiar de ocupación si pudieran, muchas expresaban su preocupación por la eventual pérdida de ingresos a que se arriesgarían si lo hicieran.

El 34 por ciento de las mujeres que trabajan en casas de masajes justificaron su elección de aquel trabajo como necesario para el mantenimiento de unos padres que vivían en la pobreza, el 8 por ciento, para ayudar a sus hermanos, y el 28 por ciento para ayudar a sus maridos o pareja. Casi todas las entrevistadas afirmaron que conocían el tipo de trabajo a que se iban a dedicar antes de elegirlo. Casi la mitad de las trabajadoras de los burdeles y la cuarta parte de las masajistas habían trabajado anteriormente en la agricultura.

En su modelo, inspirado en el Surrogate Partners propuesto por los investigadores norteamericanos, Masters y Johnson, la selección de asistentes es muy rigurosa. Deben estar abiertos no solo a ser deseados, sino a desear". Pero también a los usuarios, de los que sabemos el nivel educativo, la procedencia familiar, los traumas, las peculiaridades de su enfermedad…" Dyon es una de esas personas especiales.

Cuenta que tenía en la cabeza dedicarse a la asistencia sexual desde los 15 años. Tiene que ser algo de dar y recibir, no puede hacerse por caridad ". Si un asistente no es capaz de dar amor, de conectar, no puede dedicarse a esto. No puede hacerse por caridad.

Recuerda que a su primera asistencia acudió con cierto sentimiento de compasión , incluso con muchos nervios. Una persona inmóvil, con el cuerpo rígido, que también estaba nerviosa.

Pero todo se pasó al tacto de la piel. Fue ahí donde me di cuenta del erotismo, del mundo de posibilidades que se me planteaba". La del asistente sexual es una figura compleja , a medio camino entre el ayudante, el amante, el amigo y el confidente, aunque a muchos no termina de cuadrarles fuera de la idea de prostitución al uso.

Tanto ella como Francesc son partidarios de que un primer paso para normalizar la figura podría ser cambiar el nombre por el de acompañamiento íntimo y erótico. Defiende que negociar un precio es " necesario para crear un estado de equilibrio ". Si bien matiza que no tiene que ser siempre dinero. He cobrado incluso en poemas, porque todo depende de la situación económica de la persona. En la misma línea se mueve Francesc Granja, que primero desmarca a Tandem Team del acuerdo privado entre usuarios y asistentes: Charo hace esta puntualización que para el mundo de la asistencia sexual es crucial.

Ella decidió volcarse en el terreno de la asistencia sexual cuando una compañera de consulta le contó "que estaba atendiendo a una mujer de unos 70 años, viuda, que llegaba con moretones en las piernas y que terminó por confesarle que tenía un hijo con discapacidad psíquica que, al parecer, había empezado a tomarla como referente sexual". Cosas que ocurren a las cuatro de la tarde de un miércoles de agosto en el cuarto de baño de alguna casa.

Las encuestas hechas en los establecimientos del sector revelaron que, si bien una proporción significativa de trabajadoras implicadas en él afirmaban que desearían cambiar de ocupación si pudieran, muchas expresaban su preocupación por la eventual pérdida de ingresos a que se arriesgarían si lo hicieran. El 34 por ciento de las mujeres que trabajan en casas de masajes justificaron su elección de aquel trabajo como necesario para el mantenimiento de unos padres que vivían en la pobreza, el 8 por ciento, para ayudar a sus hermanos, y el 28 por ciento para ayudar a sus maridos o pareja.

Casi todas las entrevistadas afirmaron que conocían el tipo de trabajo a que se iban a dedicar antes de elegirlo. Casi la mitad de las trabajadoras de los burdeles y la cuarta parte de las masajistas habían trabajado anteriormente en la agricultura. Otro 17 por ciento de las masajistas dijeron haber estado ocupadas antes en el hogar o en industrias domésticas, y un 11 por ciento habían sido empleadas de hogar. Los estudios sobre la prostitución en Indonesia coinciden en indicar ingresos relativamente altos comparados con los de otras ocupaciones en las que pueden encontrar trabajo las mujeres con niveles bajos de educación.

Los ingresos del sector en su nivel medio se estimaron en unos dólares mensuales de media, y en dólares los del nivel bajo. Todo ello con la cotización del dólar de los Estados Unidos a rupias. En contraste, los ingresos y las condiciones laborales en el ínfimo escalón del sector son miserables.

En la industria manufacturera, por ejemplo, los salarios medios anuales en fueron de 2. Una de estas mujeres se expresaba así: Aquí sólo vengo cuando necesito el dinero, y no tengo problemas en encontrar una canguro para sólo un día. En los estudios de los cuatro países se hace constar, con todo, que la información contenida en ellos se obtuvo de establecimientos y de prostitutas individuales que aceptaron responder a las encuestas.

El cuadro es incompleto, por consiguiente, puesto que faltan aquellos establecimientos, burdeles en particular, que tienen virtualmente esclavizadas a sus trabajadoras, así como las respuestas que hubieran podido dar mujeres y niños que son víctimas de una grave explotación y de abusos.

La OIT subraya que, si bien los adultos puede elegir como ocupación el trabajo sexual, los niños son siempre y en todo caso víctimas de la prostitución. La explotación comercial de su sexualidad es una forma de violencia tan grave contra la infancia, que amenaza la vida del niño y le deja para siempre una serie de secuelas. Como ocurre con la prostitución de los adultos, no disponemos de datos exactos sobre la prostitución infantil.

Un informe de calculó en En , una estimación para Tailandia hablaba de entre De forma significativa, los estudios por países que venimos citando apenas encontraron mujeres, por no decir que no hallaron ninguna, que estuvieran trabajando como prostitutas en las poblaciones o aldeas en que habían crecido.

En la India trabajan como prostitutas unas El informe identifica la feminización de la migración laboral como uno de los principales factores que alimentan el crecimiento del sector del sexo. La mayoría de ellas proceden de Filipinas y de Tailandia.

Mujeres tailandesas trabajan como prostitutas por toda Asia, así como en Australia, Europa y los Estados Unidos. Los flujos de prostitutas que recorren el Sur y el Sudeste de Asia se describen, por su regularidad y complejidad, como algo semejante a las idas y venidas cotidianas de los habitantes de los suburbios de las grandes ciudades para iniciar y al concluir su jornada laboral.

Una vez rota la primera barrera, Tandem inicia su procedimiento. En su modelo, inspirado en el Surrogate Partners propuesto por los investigadores norteamericanos, Masters y Johnson, la selección de asistentes es muy rigurosa. Deben estar abiertos no solo a ser deseados, sino a desear". Pero también a los usuarios, de los que sabemos el nivel educativo, la procedencia familiar, los traumas, las peculiaridades de su enfermedad…" Dyon es una de esas personas especiales.

Cuenta que tenía en la cabeza dedicarse a la asistencia sexual desde los 15 años. Tiene que ser algo de dar y recibir, no puede hacerse por caridad ". Si un asistente no es capaz de dar amor, de conectar, no puede dedicarse a esto.

No puede hacerse por caridad. Recuerda que a su primera asistencia acudió con cierto sentimiento de compasión , incluso con muchos nervios. Una persona inmóvil, con el cuerpo rígido, que también estaba nerviosa. Pero todo se pasó al tacto de la piel. Fue ahí donde me di cuenta del erotismo, del mundo de posibilidades que se me planteaba". La del asistente sexual es una figura compleja , a medio camino entre el ayudante, el amante, el amigo y el confidente, aunque a muchos no termina de cuadrarles fuera de la idea de prostitución al uso.

Tanto ella como Francesc son partidarios de que un primer paso para normalizar la figura podría ser cambiar el nombre por el de acompañamiento íntimo y erótico. Defiende que negociar un precio es " necesario para crear un estado de equilibrio ". Si bien matiza que no tiene que ser siempre dinero.

He cobrado incluso en poemas, porque todo depende de la situación económica de la persona. En la misma línea se mueve Francesc Granja, que primero desmarca a Tandem Team del acuerdo privado entre usuarios y asistentes: Charo hace esta puntualización que para el mundo de la asistencia sexual es crucial.

Ella decidió volcarse en el terreno de la asistencia sexual cuando una compañera de consulta le contó "que estaba atendiendo a una mujer de unos 70 años, viuda, que llegaba con moretones en las piernas y que terminó por confesarle que tenía un hijo con discapacidad psíquica que, al parecer, había empezado a tomarla como referente sexual".

Cosas que ocurren a las cuatro de la tarde de un miércoles de agosto en el cuarto de baño de alguna casa. Aspasia Canarias es una asociación especializada en casos de personas tutorizadas e institucionalizadas. Los enfermeros les acompañan hasta la puerta y desde allí que las chicas se apañen con ellos. Precisamente por el ejemplo suizo, Dyon se muestra contrario a la entrada del Estado en esta actividad. De hecho tenemos tres abogados trabajando en el tema".

Por su parte, Francesc Granja prefiere absternerse de discusiones políticas. Nuestra vocación es de ayuda , no de provocar cambios normativos. En Titania Compañía Editorial, S. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

Autor Ernesto Torrico Contacta al autor.

Necesitamos aborto legal seguro y gratuito, y que se implemente el cupo laboral trans. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. La legalización de la prostitución supone enviar el mensaje a las nuevas generaciones de hombres de que las mujeres son productos sexuales, y de que la prostitución es una forma de diversión sin riesgo. Su conformidad deriva del hecho de tener que adaptarse a las condiciones de desigualdad que son establecidas por el consumidor que le paga a ella para que haga lo que él quiera. La mayoría no tiene licencia.